Necesitas:

  • 1 cebolla -200 g
  • 3 dientes de ajo
  • ½ pimiento verde -150 g
  • ½ pimiento rojo -150 g
  • 1 calabacín -200 g
  • 3 ó 4 tomates maduros-350g
  • aceite de oliva
  • sal y pimienta
  • orégano y albahaca
  • azúcar (optativo)

El pisto es un plato muy popular en la gastronomía española. Así como es de popular, así es de fácil; no tiene más secreto que el rehogar unas hortalizas cortadas en trozos pequeños hasta que queden bien pochadas. Aunque el más conocido es el pisto manchego, puedes encontrar variantes de esta receta a lo largo de toda nuestra geografía, probablemente por la variedad de cultivos en las huertas de cada comarca.

La cebolla, el pimiento y el tomate (y a veces también el ajo) deben estar presentes en todo pisto que se precie. Partiendo de estos ingredientes principales, se le van añadiendo otros o cambiando proporciones, según las zonas, gustos y costumbres. Así por ejemplo; el pisto manchego lleva calabacín y a veces comino; en cambio al andaluz se le pone berenjena; al riojano se le añaden huevos batidos, que se revuelven hasta conseguir una mezcla cremosa; el escritor gastronómico gallego Picadillo, en «la Cocina Práctica», también le añade patatas y jamón a su pisto. Y así una larga lista…

Creo que independientemente de la procedencia de la receta, en cada casa se hará aquel que lleve los ingredientes que más gusten o que en ese momento se tengan a mano (ocasión estupenda para dar salida a esos que se van quedando en el fondo de la nevera).

El pisto tiene múltiples aplicaciones; si lo haces con patas fritas y huevos, como yo hoy, puede ser un “aplaudidísimo” plato principal; como guarnición de una carne o un pescado funciona muy bien; en casa nos encanta con pasta o con legumbres. Si lo tienes hecho con antelación, te puede ser muy cómodo para rellenar una lasaña o unas empanadillas, o resolverte un aperitivo de última hora si lo pones sobre una tosta de hojaldre o de pan .

Cómo se hace:

La receta es muy fácil y se le puede sacar mucho partido, como ya has visto. Únicamente debes tener en cuenta los tiempos de cocción de cada producto. Si añades primero a la sartén los que más tardan en hacerse, mantendrás una cocción uniforme. El punto te lo dará el tiempo y dependerá de tus gustos, si te gusta más o menos hecho. Pero, por lo demás…

Puedes cortar de antemano la hortalizas y tenerlas preparadas antes de que empieces a cocinar, o ir cortándolas a medida que las vas necesitando, aprovechando los tiempos que te dejan las distintas cocciones. Yo me quedo con el primero.

  • Pela y corta las patatas en cuadraditos. Déjalas en agua hasta que las necesites.
  • Corta la cebolla, los pimientos y el calabacín —con la piel—, en cuadraditos pequeños.
  • Pela los tomates y rállalos.
  • Pica el ajo muy finito.
  • En una olla o sartén alta calienta tres o cuatro cucharadas de aceite —probablemente a medio cocinado necesites añadir un poco más—.
  • Cuando esté caliente rehoga la cebolla y el ajo. Antes de que cojan color añade los pimientos, y saltéalos un par de minutos. Después baja el fuego y añádeles sal y pimienta.
  • Revuelve de vez en cuando para evitar que se pegue, pero no lo hagas en exceso porque corres el riesgo de que se deshagan los pimientos y se les separe la piel , lo que le dará al pisto una textura poco agradable .
  • A los diez minutos incorpora el calabacín. Si ves que lo necesita, añade un poco más de aceite. Cocina durante 5 minutos más.
  • Por último incorpora el tomate y las hierbas. Sube el fuego y mantenlo así hasta que empiece a burbujear, después cocina a fuego suave hasta que el tomate esté bien frito, unos 10/15 minutos. Esta vez añade agua en el caso de que consideres que necesita algo más de líquido.
  • Cuando las hortalizas estén blanditas prueba el punto de sal y rectifica si es necesario. En este punto también puedes añadir una cucharadita de azúcar, si lo encuentras algo ácido.
  • Escurre las patatas del agua y fríelas en abundante aceite. Fríe también los huevos.
  • A la hora de servirlo me gusta poner el pisto debajo, a continuación las patatas para que se mantengan secas y crujientes, y encima de las patatas el huevo. ¡Verás que fiesta cuando rompas la yema…!

Sugerencias:

Si crees que le vas a sacar partido, haz bastante cantidad. En la nevera, en un bote bien cerrado, aguanta hasta casi una semana. También puedes congelarlo en pequeñas cantidades

¡Y un consejito! Entre paso y paso de la receta no te quedes delante de la sartén, cuchara en mano, como si fueras un centinela con su arma haciendo guardia en una garita porque te vas a aburrir, o peor aún, a impacientar, y te vas a liar a revolver… y revolver…, y vas a dejar el pisto hecho una papilla (a no ser que te guste así). Eso no quiere decir que abandones el puesto de guardia —o cocina—, aprovecha para hacer algo: quita cacharros del fregadero, vacía el lavavajillas, organiza el cajón del pan… ¡yo qué sé!. ¡Pero revuelve lo justo! —¡A mí me da resultado!.—


LOS PASOS CLAVE:

Pela, corta las patatas en cuadraditos y déjalas en agua hasta que las necesites.
Corta la cebolla, los pimientos y el calabacín con piel, en cuadraditos pequeños.
Pela los tomates y rállalos. Y pica el ajo muy finito.
Pon un poco de aceite en el fondo de una sartén. Cuando esté caliente sofríe ligeramente la cebolla y el ajo.
Añade los pimientos y saltéalos un par de minutos. Ponles sal y pimienta. Cocina a fuego bajo unos 10 minutos.
Incorpora el calabacín a la sartén. Cocina durante 5 minutos. Revuelve de vez en cuando.
Por último sube el fuego y añade el tomate y las hierbas. Cuando hierva baja el fuego y cocina hasta que el tomate esté bien frito. Unos 10/15 minutos
Escurre las patatas y frielas en abundante aceite. Fríe también los huevos.
Sirve primero el pistos, cúbrelo con las patatas y encima de todo el huevo o los huevos fritos

¡¡¡Y a disfrutar!!!!!

2 comentarios sobre “Pisto con patatas y huevos

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.