Canelones de carne picada.

 canelones-carne-72-1

        Los canelones, un superplato que se ha cogido prestado de la cocina italiana, y que se ha ido reinterpretando y adaptando a las costumbres y preferencias de cada territorio y de cada cocina.

Aunque suelen llevar ingredientes comunes, las recetas de canelones varían mucho según los gustos y las ocasiones; por eso se prestan, tanto para conquistar a tus invitados en celebraciones especiales como para disfrutar en familia un día cualquiera .

No solo para esta, sino para cualquier receta de canelones, es necesario realizar algunas preparaciones previas, lo que lo convierte en un plato un poco laborioso, pero en cambio, muy fácil de preparar y con muchas garantías de éxito, para compensar. Solo necesitas un poco de organización.

Ya sé que los lineales del super están repletos de preparaciones que “nos facilitan la vida”, pero si quieres obtener aplausos antes del postre, no tomes ningún atajo, sigue todos los paso de la receta:

Es en los rellenos donde está el secreto del éxito de unos buenos canelones, y estos pueden ser de lo más variado: de carne, de pollo, de pescado, de mariscos, de vegetales, de ingredientes de aprovechamiento (una excelente forma de reutilizar restos de otras preparaciones), y de todo lo que se te ocurra.

Tanto la salsa de tomate como la bechamel, te vuelvo a insistirmucho mejor si las haces en casa, ¡no hay color!.

En cuanto a la pasta, la casera es perfecta, siempre y cuando tengas experiencia con este tipo de masas, si no la has hecho nunca no experimentes en esta receta, porque si ya de por sí es larga, como para ponerse a repetir un paso … (para no arriesgarte prueba a hacerla unos días antes en una receta más sencilla, unos tallarines por ejemplo), pero recurre a las comercializadas, que cumplen estupendamente. Mí preferida es la fresca, no hay que hacer absolutamente nada más que abrir la bolsa y está lista para rellenar. También tienes la opción de utilizar una precocida, en cuyo caso deberás hidratarla antes en agua caliente. Y por ultimo está la seca,  la deberás cocer y vigilar para que no se pegue, ni se pase (yo suelo dejarla bastante al dente, si no la cueces del todo te será más fácil de manejar y no se romperá al manipularla, ya se acabará de cocer en el tiempo que esté en el horno)

canelones-carne-87-1

Los canelones de hoy son de carne picada, todo un clásico.  Pruébalos, te apuesto lo que quieras a que no eres capaz de resistir la tentación de rebañar el plato. (No te olvides del pan, ¡Imprescindible!)

Necesitas:

 

  • 500 g de carne picada de ternera
  • Una cebolla mediana
  • Un diente de ajo
  • Medio vaso de vino blanco seco o vermut
  • Salsa de tomate ∗
  • Salsa bechamel ∗
  • Queso rallado
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta
  • Hierbas: albahaca, tomillo, orégano —a tu elección—

 

Como se hace:

 

∗ La  salsa de tomate.

  • 1 k de tomates 
  • 1 cebolla pequeña
  • 1 dientes de ajo
  • aceite de oliva
  • sal y pimienta

Esta es una preparación muy fácil y rápida.

-Ralla los tomates —con un rallador, como es obvio—, de esta manera te ahorras el trocearlos, el pelarlos y el pasar la salsa por el chino.

-Ralla también la cebolla y el diente de ajo —Si la cebolla soltara mucha agua escúrrela un poco—

-En una sartén pon tres o cuatro cucharadas de aceite y cuando este caliente añade la cebolla y el ajo. Sofríe durante unos minutos.

-Añade el tomate, sal y pimienta. Da unas vueltas y deja que se cocine a fuego bajo y con tapa, esto es importante porque cuando hierve salta mucho y lo pone todo perdido.

-Mientras continua con el resto de la receta. No te olvides de revolver la salsa de cuando en cuando, y cuidado con las salpicaduras, que queman mucho —Una buena solución es el retirar la sartén del fuego cuando lo hagas—

Para el relleno.

-Pica la cebolla y el ajo muy finitos y sofríelos en una sartén con un poco de aceite de oliva. No dejes que se oscurezcan, deberás utilizar un fuego medio/bajo.

-Cuando la cebolla esté transparente y blandita incorpora la carne picada. Al principio se pegará al fondo, pero acabará soltándose. Añade la sal, la pimienta y las hierbas que hayas elegido. Revuelve para unificar los condimentos.

-En el momento en que la carne pierda el color rosado añade el vino y deja que siga cocinándose hasta que se evapore el alcohol, unos dos o tres minutos.

-Ya por último agrega dos cucharones de la salsa de tomate (aquí otras recetas) —si está muy espesa puedes aligerarla con un poco de agua— Baja el fuego y deja que cueza unos 30 minutos. No te olvides de revolver de vez en cuando.

Mientras prepara la pasta.

-Si vas a utilizar la clásica, cuécela como te indica el fabricante, mejor si la dejas al dente, escúrrela y extiéndela en un paño limpio y seco. (Sería bueno que tuvieras uno reservado para estos menesteres)

-Si has elegido una precocida, pon en una fuente honda agua caliente —puedes utilizar la del grifo—, sumerge la placas y déjalas unos 15 minutos, después extiéndelas sobre un paño seco, como en el caso anterior.

-Y si has optado por comprar la fresca, no abras el paquete hasta que la vayas a rellenar, porque se seca con facilidad. Si utilizas como yo las de la marca la Rana para lasaña, las tendrás que cortar a la mitad porque son muy grandes

∗ Ahora vamos con la bechamel.

  • 3 vasos de leche a temperatura ambiente
  • 2 cucharadas de harina
  • 2 cucharadas de mantequilla
  • Sal, pimienta y nuez moscada

-En un cazo pon la mantequilla y derritela a fuego bajo. Cuando esté totalmente fundida añade la harina y mueve con unas varillas hasta que consigas una pasta homogénea y sin grumos.

-Añade un poco de leche, como medio vaso, y remueve con agilidad hasta que se integre. Vuelve a añadir otro poco y haz lo mismo. Verás que espesa con mucha rapidez, no dejes de revolver para que no se pegue o se hagan grumos. Incorpora toda la leche y sigue removiendo con las varillas.

-Cuando esté ligeramente espesa puedes parar de revolver para añadir los condimentos; sal, pimienta y nuez moscada. Cuece durante unos 5 minutos más, sin dejar de revolver, o hasta que tenga una consistencia cremosa. No debe quedar tan espesa como la de croquetas, si es así aligérala con un poco más de leche. Pruébala para ver cómo está de sal y apaga el fuego.

-Retira tres o cuatro cucharadas de la bechamel y añádeselas al relleno de carne para que quede más meloso, después coloca un papel film a piel –pegado a la superficie- y reserva.

Montaje.

Canelones-carne-54

-Reparte todo el relleno sobre las placas de pasta.

canelones-carne-56

-En una fuente para horno coloca una base generosa de salsa de tomate y ve colocando por orden los canelones enroscados.

Canelones-carne-64-1

-Por ultimo cúbrelos con la bechamel y esparce por encima el queso y trocitos de mantequilla.

-Hornea a 200º unos 15 minutos y 5 más con el grill para que se doren.

¡Y esto es todo!

Canelones-carne-68-1

Sugerencias:

 

Ya puestos puedes hacer el doble de la cantidad que necesites y congélarlos- antes de gratinarlos- Lo agradecerás el día que los utilices.

 

 

 

Anuncios

Lasaña rápida de atún y espinacas

 

lasana-atun-espinacas-60

¡A quien le guste la lasaña que levante la mano!

Dudo mucho que tuviera la misma respuesta si la propuesta hubiera sido ¡A quien le guste cocinar la lasaña que levante la mano!

¿Crees que es posible preparar una lasaña en tan solo 15 minutos (más el tiempo del horno)?  Te propongo unos cuantos atajos que lo harán posible; utilizar salsas compradas y no cocinar previamente el relleno te ayudará a conseguirlo.

El atún en lata está listo para su utilización y la espinaca no hace falta ni que la escaldes, ni que la saltees. Si la añades en crudo, con la humedad de la bechamel y el calor del horno se hará sin problemas —Esto acorta sustancialmente el trabajo—

Por otro lado cuando compres las salsas intenta que sean lo más naturales posible, porque evidentemente el resultado será mejor —y mucho mejor aún si las haces en casa—.

Si tomas nota de esta receta podrás disfrutar de una riquísima, cremosa y suave lasaña de atún o bonito con espinacas en un tiempo record.

 

Necesitas:    (Para cuatro personas)

 

  • Placas de pasta fresca  —de la marca que quieras, yo uso las de La Rana—
  • Una bolsa de espinacas baby  —porque son más tiernas—
  • Una lata de atún o bonito en aceite de 220 gr.
  • 200 gr de salsa de tomate  —comprada o hecha por ti—
  • 500 gr de salsa bechamel  —comprada o hecha en casa—
  • 1/2 vaso de leche  —solo si la bechamel es comprada—
  • Queso rallado   —tipo emmental—

lasana-atun-espinacas-29

Como se hace:

 

Primero, aunque no es imprescindible, aligera un poco la salsa bechamel comprada —para mi está un poco salada y también algo espesa, añadiendo el medio vaso de leche se solucionan ambos problemas—.  En un bol mezcla la bechamel con el medio vaso de leche y remueve. Lleva al micro un par de minutos y vuelve a revolver, esto te ayudará a integrarla en la salsa completamente.

Precalienta el horno  a 200º  y enciende el grill también, porque necesitas que cueza y gratine a la vez.

En una fuente que pueda ir al horno pon unas cucharadas de la salsa de tomate y extiéndela uniformemente, de esta forma evitarás que se pegue la lasaña.

Coloca encima una primera capa de pasta fresca. Si no la conoces debes saber que no hay que cocerla ni hidratarla, se usa tal cual sale del paquete. Te recomiendo que no abras el envoltorio hasta que la vayas a utilizar porque se seca con mucha facilidad —A mí se me empezó a resecar por los bordes en el poco tiempo que la tuve al aire para hacer la foto—.

A continuación esparce las espinacas crudas sobre la pasta, no es necesario que utilices toda la bolsa pero se debe ser generoso, porque después de cocinadas se quedan en nada.

lasaña-atun-espinacas-34

Espolvorea un poco del queso rallado encima. Deja el resto para gratinar.

Cubre con abundante salsa bechamel —La alta temperatura que cogerá la salsa cuando esté en el horno favorecerá la cocción de las verduras—

lasaña-atun-espinacas-37

Pon una segunda capa de pasta.

Distribuye el bonito/atún escurrido del aceite y desmigado por toda la superficie y cúbrelo con la salsa de tomate.

lalasaña-atun-espinacas-41jpg

Y coloca la última lámina de pasta.

Extiende encima el resto de la bechamel y cubre con el queso rallado.

lasana-atun-espinacas-46

Introduce la fuente en el horno y cuece hasta que se dore.

lasana-atun-espinacas-65

 

Sugerencias:

 

Para realizar esta lasaña he tomado unos cuantos atajos para acortar el tiempo de la preparación, pero si puedes haz tú la bechamel y utiliza una salsa de tomate casera. No tienes por qué hacerla a propósito para esta ocasión, resulta muy cómodo prepararla con antelación y guardarla en botes al vacío, así tendrás tomate cada vez que lo necesites.

Sé que en cada receta indico que está buenísima y que no dejes de probarla, pero en este caso lo recalco porque me temo que el hecho de añadir las espinacas crudas y sin ninguna preparación previa puede hacerte dudar del resultado.

Un consejito; cuando apagues el horno, si todavía no os la vais a comer, para evitar que el calor residual del grill la dore en exceso sácala del horno y si es necesario vuélvela a calentar más tarde (pero con horno convencional). Te lo digo porque nosotros este día a puntito estuvimos de comer unos huevos fritos con patatas.

¡Realizar una lasaña en tiempo record es posible!.

 

 

 

Arroz con zamburiñas

 

arroz-con-zamburinas-22

 

               En uno de los programas de la pasada edición de MasterChef los concursantes tenían que elaborar un plato con marisco. Para ello contaban, como siempre, con un espectacular género, tanto en variedad como en calidad, y con un repleto super en el que no faltaba de nada, de nada excepto arroz. —Cosa que hizo que más de un concursante se quedara bloqueado—

Está claro que la dirección del programa ya preveía por donde iban a tirar los participantes, de ahí que no incluyeran el arroz entre los ingredientes para forzarlos a elaborar platos diferentes, nada que ver con el clásico arroz con marisco en cualquiera de sus variantes ( arroz caldoso de marisco, arroz con bogavante, paella con marisco…)

Y es verdad que hay cierta tendencia a cocinar el marisco con arroz u otros ingredientes, olvidando que el marisco no necesita demasiada elaboración. ¡Cuanto más sencilla mejor!

Pero a mí también me pasa y si no mira la receta que comparto hoy.

Necesitas: (Para cuatro personas)

 

  • 350g. se arroz
  • 250g. de zamburiñas
  • 250g. de langostino, gambas o cigalas
  • 1 cebolla mediana
  • 2 dientes de ajo
  • 1 puerro
  • 1/4 pimiento verde
  • Aceite de oliva
  • Perejil
  • Azafrán y pimentón
  • ½ vaso de Brandi
  • Sal, pimienta

Para el caldo o fumet

  • Las hojas verdes del puerro
  • Cebolla y pimiento
  • Aceite
  • sal
  • Las cascaras y cabezas del marisco.
  • Litro y medio de agua
Como se hace:

 

Empieza haciendo el caldo o fumet. Lava y quita las cabezas y cáscaras al crustáceo que hayas elegido, yo hoy he comprado unas cigalitas porque las encontré a buen precio, pero unos langostinos o gambas estarán perfectas. (Reserva alguna  entera para adornar).

arroz-con-zamburinas-1

En una cacerola con un poco de aceite caliente saltea las cabezas y las cascaras del marisco -aplástalas un poco para conseguir más sustancia-. Rehógalas hasta que se doren ligeramente.  A continuación añade un cuarto de cebolla troceada, unas tiras del pimiento, las hojas verdes del puerro y un diente de ajo, da unas vueltas, agrega el brandy, espera a que se evapore el alcohol e incorpora el agua. Sala y una vez que hierva reduce el fuego. Apaga transcurridos 20 minutos.

Abre las zamburiñas y lávalas debajo del grifo.

Las puedes utilizar tanto frescas como congeladas, algunas  vienen  ya lavadas, y aunque es más cómodo no te olvides de repasarlas.

arroz-con-zamburinas-4

En una olla baja o sartén amplia con un poco de aceite  saltea las zamburiñas, unos dos minutos. Retíralas y reserva.

En esta misma sartén pon la cebolla, el puerro y los pimientos muy picados. Sofríe al principio a fuego alto y después bájalo. Si lo crees necesario añade un poco más de aceite.

arroz-con-zamburinas-9

arroz-con-zamburinas-13

Cuando  este todo bien pochado añade el arroz y rehógalo. Incorpora el caldo o fumet – el doble de agua que de arroz –

Deja que hierva a fuego fuerte unos 8 minutos, baja el fuego y cuece otros 5. En este momento añade las zamburiñas que habías salteado y  las cigalas peladas. Adorna con las enteras reservadas.

 

arroz-con-zamburinas-17-2

Sugerencias:

 

Siempre hay dudas con la cantidad de agua que se debe añadir al arroz, por eso te dejo estas medidas que creo que te pueden ser útiles; si te gusta el arroz seco añade el doble de agua que de arroz. Si lo prefieres  meloso tres de agua por una de arroz. Y si lo prefieres caldoso cuatro de agua por una de arroz.

La cantidad de arroz por persona unos 80 gramos.

 

Arroz frito con pollo y champiñones

DPP_0084 DEF

Hace unos días, viendo un programa en la tele, de esos que repiten por las noches ya bastante tarde, unas  “estupendas” explicaban que solían vestir con ropa de marca, pero que “para diario” la compraban en los mercadillos…

¡Creí que ya nadie usaba esta expresión …para diario…!

Bueno, pues como dirían las protagonistas de ese programa, este es un plato para diario, es rápido, es sencillo, es barato, no es para grandes ocasiones, pero está riquísimo.

(Es una versión de la archiconocida receta oriental que esta en la carta de todos los restaurantes chinos de este “nuestro” país).

Necesitas:

 

  • dos vasos de arroz aromático o basmati
  • media pechuga de pollo
  • media cebolla
  • champiñones
  • aceite de oliva
  • salsa de soja
  • sal y pimienta
  • jengibre fresco rallado (optativo)

Como se hace:

 

Primero cuece el arroz, yo para esta receta suelo utilizar el basmati, pero puedes emplear el que quieras.

Pon en una olla bastante agua, espera a que hierva y añade el arroz. Cuece de 8 a 10 minutos. Escúrrelo y reserva.

Mientras en una sartén sofríe la cebolla muy picada. Cuando este transparente incorpora los champiñones limpios y troceados.

Corta la pechuga en trozos pequeños y regulares y agrégala a las verduras, casi inmediatamente, los champiñones se hacen enseguida.

Cuando el pollo cambie de color añade a la sartén una cucharada de salsa de soja,  la pimienta y una puntita de jengibre rallado, si es que te gusta. Comprueba como está de sal, ten en cuenta que la soja es muy salada, si necesita añade un poquito.

Revuelve y deja que se haga un par de minutos  más. Incorpora el arroz reservado y revuelve para  integrar bien todos los ingredientes. Tapa y deja reposar.

 

Sugerencias:

 

Ya se que no es un plato de esos que entran por los ojos, pero no te fíes de las apariencias.  Anímate a probarlo. ¡Ya me contarás!

 

 

 

 

 

 

 

Arroz con almejas y berberechos

nuevo

Los arroces, ¡tan ricos y tan traidores!

¡Desde luego no son mis mejores amigos.!

Cuantas veces con una escasa materia prima y poco tiempo te sale una arroz para caerte de espaldas, y cuantas otras, que te esmeras y pones los cinco sentidos en la faena, te deja quedar como si no hubieras pisado una cocina en tu vida.

Este que te presento hoy es muy sencillo y está muy rico. Tampoco sale excesivamente caro, va en función del la clase de almeja que compres.

¡Anímate a hacerlo, yo cruzo los dedos por ti!.

Necesitas: (para 4 personas)

 

  • 350 g. de arroz
  • medio kilo de berberechos
  • medio kilo de almejas
  • una cebolla mediana
  • dos dientes de ajo
  • medio pimiento rojo pequeño (optativo)
  • perejil
  • aceite de oliva
  • sal, pimienta y azafrán (o colorante)
  • agua
Como se hace:

 

Lava bien los moluscos y ponlos a beber en agua con sal —por si tienen alguna arenilla—, pero muy poca, una cantidad excesiva puede estropearte el plato.

Pon al fuego una cazuela ancha con un poco de agua, que solo cubra el fondo y añade los berberechos. Así que se abran retíralos inmediatamente, escúrrelos bien —ayúdate de una espumadera— y sin apagar el fuego añade las almejas,  espera a que abran y retiralas igualmente. 

DSC04505DSC04506

DSC04507DSC04514

Cuela el líquido resultante, para eliminar arenas o trocitos de conchas, (un filtro de café te puede resultar muy útil). 

FILTRAR DSC04517

Pon en un recipiente  el líquido filtrado de los moluscos y completa con agua hasta 800 ml. Añade el azafrán y calienta, puedes emplear el micro. Mantén caliente.

En la misma olla en la que has abierto los moluscos pon un poco de aceite y ahí sofríe la cebolla, el ajo y el perejil muy picados. Añade también el pimiento cortado en tiras.

DSC04520DSC04523

Baja el fuego y deja que pochen las hortalizas hasta que queden blanditas. Ahora ya puedes añadir el arroz. Muevelo con una cuchara y rehógalo un par de minutos.

Este el momento de incorporar el agua, ya sabes, un poco más del doble de liquido que de arroz, da unas vueltas y deja que se haga 14 minutos. Al principio a fuego fuerte y cuando veas que hierve por igual, reduce. Transcurridos los 14 minutos, el arroz aun estará bastante caldoso,  agrega los berberechos, mejor sin conchas, y las almejas. Menea un poco la cazuela y cuece otros 4 minutos más. Si ves que está muy seco puedes añadir un poco más de liquido. Luego apaga el fuego y tapa. Deja reposar otros 5 minutos.

DSC04529DSC04531

Sugerencias:

 

Le he quitado las conchas a los berberechos porque ocupan demasiado, pero solo a los berberechos, a las almejas no, aunque no es imprescindible.

Lo que si es imprescindible es no hacer demasiado los moluscos en el primer paso, ten en cuenta que se van a acabar de cocinar con el arroz.

Si el arroz no te gusta seco y lo prefieres más bien caldoso añade el triple de agua.

También puedes hacer este plato únicamente con berberechos o con almejas, eso queda a tu elección.

Un consejito, cuando compres cualquier tipo de molusco bivalvo, almejas, berberechosmejillones, navajas, ostras,…, fíjate en que las valvas estén cerradas, esto es señal de que están vivos. Si están entreabiertas tócalas y si no se cierran inmediatamente no los compres. Es importante que compruebes que han pasado por la depuradora, esto es una garantía para su consumo. Mucho cuidado con los que proceden del marisqueo furtivo, pueden contener toxinas peligrosas. Una vez comprados lo mejor para conservarlos vivos es que los pongas en la parte inferior de la nevera, que es la menos fría, envueltos en un paño húmedo.

ESPAGUETI CON SALMÓN AHUMADO

 

¡Sabes uno de esos platos a los que recurres cuando no tienes ganas de discurrir que cocinar y te da una pereza horrorosa acercarte al super y tiras de fondo de despensa, porque lo que quieres es acabar pronto y “a otra cosa mariposa…”, pues este es uno de esos!

 

Espagueti-salmon08

Necesitas: 

 

  • Una cebolla mediana
  • Un puerro pequeño
  • Un pimiento rojo pequeño
  • Medio pimiento verde pequeño
  • 200 grs. de salmón ahumado
  • 350/400 grs. de pasta (yo he usado spaghettini al huevo de gallo)
  • Tomates cherry
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta.
  • Eneldo
Como se hace:

 

Pon al fuego una cazuela con agua abundante. Tan pronto hierva añade la sal e inmediatamente la pasta. Cuece el espagueti el tiempo que indique el fabricante en el paquete.

Corta la cebolla, el puerro y los pimientos en juliana. Ponlos en una sartén  con un poco de aceite, salpimienta y deja que se hagan. Baja el fuego.

Mientras corta el salmón en trozos de un tamaño similar al de los pimientos

Cuando las verduras estén casi hechas, añade el salmón y el eneldo. Apaga el fuego y da unas vueltas. Tan pronto cambie de color el pescado, de naranja  a rosado, incorpora el espagueti  escurrido y mezcla bien.

Vuelve a poner al fuego unos minutos. Retira, pasa a una fuente de presentación, adorna con unos tomatitos cherry y riega con aceite de oliva.

Sugerencias:

 

La pasta no la escurras demasiado, es conveniente que lleve un poco de agua de la cocción, quedará más jugosa. Y muy importante, no hagas demasiado el salmón, además de quedar muy seco perdería gracia el plato. ¡Espero que te guste!