Canelones-carne-87-1.jpg

Canelones de carne picada.

 canelones-carne-72-1

        Los canelones, un superplato que se ha cogido prestado de la cocina italiana, y que se ha ido reinterpretando y adaptando a las costumbres y preferencias de cada territorio y de cada cocina.

Aunque suelen llevar ingredientes comunes, las recetas de canelones varían mucho según los gustos y las ocasiones; por eso se prestan, tanto para conquistar a tus invitados en celebraciones especiales como para disfrutar en familia un día cualquiera .

No solo para esta, sino para cualquier receta de canelones, es necesario realizar algunas preparaciones previas, lo que lo convierte en un plato un poco laborioso, pero en cambio, muy fácil de preparar y con muchas garantías de éxito, para compensar. Solo necesitas un poco de organización.

Ya sé que los lineales del super están repletos de preparaciones que “nos facilitan la vida”, pero si quieres obtener aplausos antes del postre, no tomes ningún atajo, sigue todos los paso de la receta:

Es en los rellenos donde está el secreto del éxito de unos buenos canelones, y estos pueden ser de lo más variado: de carne, de pollo, de pescado, de mariscos, de vegetales, de ingredientes de aprovechamiento (una excelente forma de reutilizar restos de otras preparaciones), y de todo lo que se te ocurra.

Tanto la salsa de tomate como la bechamel, te vuelvo a insistirmucho mejor si las haces en casa, ¡no hay color!.

En cuanto a la pasta, la casera es perfecta, siempre y cuando tengas experiencia con este tipo de masas, si no la has hecho nunca no experimentes en esta receta, porque si ya de por sí es larga, como para ponerse a repetir un paso … (para no arriesgarte prueba a hacerla unos días antes en una receta más sencilla, unos tallarines por ejemplo), pero recurre a las comercializadas, que cumplen estupendamente. Mí preferida es la fresca, no hay que hacer absolutamente nada más que abrir la bolsa y está lista para rellenar. También tienes la opción de utilizar una precocida, en cuyo caso deberás hidratarla antes en agua caliente. Y por ultimo está la seca,  la deberás cocer y vigilar para que no se pegue, ni se pase (yo suelo dejarla bastante al dente, si no la cueces del todo te será más fácil de manejar y no se romperá al manipularla, ya se acabará de cocer en el tiempo que esté en el horno)

canelones-carne-87-1

Los canelones de hoy son de carne picada, todo un clásico.  Pruébalos, te apuesto lo que quieras a que no eres capaz de resistir la tentación de rebañar el plato. (No te olvides del pan, ¡Imprescindible!)

Necesitas:

 

  • 500 g de carne picada de ternera
  • Una cebolla mediana
  • Un diente de ajo
  • Medio vaso de vino blanco seco o vermut
  • Salsa de tomate ∗
  • Salsa bechamel ∗
  • Queso rallado
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta
  • Hierbas: albahaca, tomillo, orégano —a tu elección—

 

Como se hace:

 

∗ La  salsa de tomate.

  • 1 k de tomates 
  • 1 cebolla pequeña
  • 1 dientes de ajo
  • aceite de oliva
  • sal y pimienta

Esta es una preparación muy fácil y rápida.

-Ralla los tomates —con un rallador, como es obvio—, de esta manera te ahorras el trocearlos, el pelarlos y el pasar la salsa por el chino.

-Ralla también la cebolla y el diente de ajo —Si la cebolla soltara mucha agua escúrrela un poco—

-En una sartén pon tres o cuatro cucharadas de aceite y cuando este caliente añade la cebolla y el ajo. Sofríe durante unos minutos.

-Añade el tomate, sal y pimienta. Da unas vueltas y deja que se cocine a fuego bajo y con tapa, esto es importante porque cuando hierve salta mucho y lo pone todo perdido.

-Mientras continua con el resto de la receta. No te olvides de revolver la salsa de cuando en cuando, y cuidado con las salpicaduras, que queman mucho —Una buena solución es el retirar la sartén del fuego cuando lo hagas—

Para el relleno.

-Pica la cebolla y el ajo muy finitos y sofríelos en una sartén con un poco de aceite de oliva. No dejes que se oscurezcan, deberás utilizar un fuego medio/bajo.

-Cuando la cebolla esté transparente y blandita incorpora la carne picada. Al principio se pegará al fondo, pero acabará soltándose. Añade la sal, la pimienta y las hierbas que hayas elegido. Revuelve para unificar los condimentos.

-En el momento en que la carne pierda el color rosado añade el vino y deja que siga cocinándose hasta que se evapore el alcohol, unos dos o tres minutos.

-Ya por último agrega dos cucharones de la salsa de tomate (aquí otras recetas) —si está muy espesa puedes aligerarla con un poco de agua— Baja el fuego y deja que cueza unos 30 minutos. No te olvides de revolver de vez en cuando.

Mientras prepara la pasta.

-Si vas a utilizar la clásica, cuécela como te indica el fabricante, mejor si la dejas al dente, escúrrela y extiéndela en un paño limpio y seco. (Sería bueno que tuvieras uno reservado para estos menesteres)

-Si has elegido una precocida, pon en una fuente honda agua caliente —puedes utilizar la del grifo—, sumerge la placas y déjalas unos 15 minutos, después extiéndelas sobre un paño seco, como en el caso anterior.

-Y si has optado por comprar la fresca, no abras el paquete hasta que la vayas a rellenar, porque se seca con facilidad. Si utilizas como yo las de la marca la Rana para lasaña, las tendrás que cortar a la mitad porque son muy grandes

∗ Ahora vamos con la bechamel.

  • 3 vasos de leche a temperatura ambiente
  • 2 cucharadas de harina
  • 2 cucharadas de mantequilla
  • Sal, pimienta y nuez moscada

-En un cazo pon la mantequilla y derritela a fuego bajo. Cuando esté totalmente fundida añade la harina y mueve con unas varillas hasta que consigas una pasta homogénea y sin grumos.

-Añade un poco de leche, como medio vaso, y remueve con agilidad hasta que se integre. Vuelve a añadir otro poco y haz lo mismo. Verás que espesa con mucha rapidez, no dejes de revolver para que no se pegue o se hagan grumos. Incorpora toda la leche y sigue removiendo con las varillas.

-Cuando esté ligeramente espesa puedes parar de revolver para añadir los condimentos; sal, pimienta y nuez moscada. Cuece durante unos 5 minutos más, sin dejar de revolver, o hasta que tenga una consistencia cremosa. No debe quedar tan espesa como la de croquetas, si es así aligérala con un poco más de leche. Pruébala para ver cómo está de sal y apaga el fuego.

-Retira tres o cuatro cucharadas de la bechamel y añádeselas al relleno de carne para que quede más meloso, después coloca un papel film a piel –pegado a la superficie- y reserva.

Montaje.

Canelones-carne-54

-Reparte todo el relleno sobre las placas de pasta.

canelones-carne-56

-En una fuente para horno coloca una base generosa de salsa de tomate y ve colocando por orden los canelones enroscados.

Canelones-carne-64-1

-Por ultimo cúbrelos con la bechamel y esparce por encima el queso y trocitos de mantequilla.

-Hornea a 200º unos 15 minutos y 5 más con el grill para que se doren.

¡Y esto es todo!

Canelones-carne-68-1

Sugerencias:

 

Ya puestos puedes hacer el doble de la cantidad que necesites y congélarlos- antes de gratinarlos- Lo agradecerás el día que los utilices.

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.