Hortalizas estofadas

IMG_0466

IMG_0467 cuatro

      Me gustan mucho las recetas en las que los vegetales son los ingredientes principales, esta es una de ellas, y además de las tradicionales “de toda la vida”. Es superfácil  y apenas lleva trabajo, no hay preparaciones previas, todos los ingredientes van en en crudo; hay que lavar y cortar las hortalizas, colocarlas por capas en la olla, condimentar y al fuego, ¡nada más!. Al final, si quieres, las puedes acompañar de un huevo poché (en papel film).

Para mi hay dos clase de platos, los que te impresionan a simple vista y los que hay que probar para que te lleves una buena impresión. Este es de los segundos, y estoy convencida de que cuando lo hagas lo vas a volver a repetir.

Necesitas:

 

  • 1 cebolla mediana
  • 3 patatas
  • ½ kilo de judías verdes
  • 2 zanahorias
  • un ramo de brécol (brócoli)
  • un tomate
  • 3 dientes de ajo
  • ½ vaso de aceite de oliva
  • 1 cucharadita de pimentón dulce
  • sal y pimienta
  • huevos
Como se hace:

 

Prepara una olla preferiblemente baja y ancha y que disponga de tapadera. Yo suelo utilizar una sartén.

IMG_0442

Corta la cebolla en pumas y ponla en el fondo de la olla.

IMG_0446 uno

Pela y lava las patatas y córtalas en rodajas de un centímetro. Disponlas por encima de la cebolla.

IMG_0451 dos

Lava las judías, quítales las puntas y las hebras, córtalas a la mitad y en dos. Cubre con ellas las patatas

IMG_0414 (2)

Ahora es el turno de la zanahoria. Pélalas y córtalas en juliana gordita. Esparce por encima de las judías.

Lava el brécol y separa en ramos. Lava el tomate y corta en láminas. Colócalos por encima.

Machaca los dienten de ajo en un mortero, añade el pimentón, la sal, la pimienta y el aceite. Remueve y esparce sobre los vegetales.

Pon la olla al fuego con la tapadera, al principio a fuego medio, y a los cinco minutos bájalo. Cuece sobre 40 minutos. Comprueba el punto de cocción y retira del fuego cuando estén listas. Deja que reposen otros 5 minutos.

Mientras ve escalfando los huevos.

IMG_0468

IMG_0475

Sugerencias:

Este plato no hace falta que te diga que es bastante sano y natural (todo lo sano y natural que nos permiten los productores que sean los productos del campo). Apenas lleva grasas, y si quieres puedes prescindir de las patatas, ahora que nos acercamos al verano, que parece que la patata siempre va asociada a kilo… a kilo de más que se me instala donde no me interesa…

Yo propongo 40 minutos de cocción, que es lo que tarda mi cocina en cocer completamente las hortalizas de esta receta, pero si te gustan más al dente, con 30 minutos es suficiente.

Quizá creas que al no llevar agua el guiso los ingredientes se puedan quemar y te entre la tentación de añadírsela tu. No lo hagas porque con el calor los vegetales sueltan la suficiente como para que eso no pase, de lo contrario encharcarías las hortalizas y ya no se estofarían.

Anuncios

Vinagreta de pimientos del piquillo

DPP_0013 uno

 

¡Olvídate por una temporada del típico aceite con vinagre de toda la vida y prueba con otros aderezos, conseguirás darle un toque diferente a tus platos de siempre!.

Esta vinagreta es una de mis favoritas. La base  son los pimientos del piquillo . Y aunque le llamo vinagreta no le suelo poner vinagre, en casa nos gusta más con limón, o mejor aun con lima.

Te animo a que la hagas y la pruebes en tus ensaladillas, ensaladas, salpicones …         ¡al de marisco le queda fenomenal!

Si le añades ajo, tabasco y cilantro consigues una salsa refrescante y picante, y que puedes utilizar para acompañar a tus quesadillas, tacos,… como una alternativa al clásico “pico de gallo” mejicano.

Necesitas:

 

  • seis u ocho pimientos del piquillo
  • un tomate mediano
  • un trocito de cebolla (menos de un cuarto de una cebolla pequeña)
  • aceite de oliva virgen extra
  • zumo de limón o lima
  • sal

Como se hace:

 

Pon en el vaso de la batidora los pimientos, la cebolla, la sal y tritura.

Incorpora un vaso pequeño de aceite, el zumo de medio limón o de lima y revuelve con una cuchara.

Pela el tomate , trocealo en cuadraditos pequeños y añade a la mezcla. Si después de este paso ves que te queda muy espesa, añade un poco más de aceite.

Ahora pruebala, es el  momento de decidir si necesita más sal o más zumo.

Como ya te dije puedes sustituir el limón por vinagre, si te gusta más.

Si al final notas  que está un poco ácida, que puede pasar en función de los tomates que utilices, añadele un poquito de azúcar y revuelve. Conserva en la nevera.

Si la quieres hacer picante, añade al vaso de la batidora junto con los pimientos, uno o dos dientes de ajo, pimienta y una cucharadita de tabasco rojo. Prueba y rectifica si la quieres más fuerte. Para rematar pica el cilantro con un cuchillo e incorpora a la salsa.

 

Sugerencias:

 

Guárdala en la nevera, y sacala un poco antes de utilizarla.  Aguanta como mucho dos o tres días, luego el tomate ya se pone malo.

Para hacer la salsa picante, si en el mercado encuentras chiles o guindilla fresca, mucho mejor.

 

 

 

 

Ensaladilla de judías verdes

DPP_0004 tres

 

Esta ensaladilla es la versión veraniega de las clásicas judías verdes con patatas y huevos duros que preparamos en invierno.

Es sabido lo importante que es comer verduras y hortalizas, sin olvidarnos de la fruta, en cualquier época del año y esta es una una buena forma de prepararlas.

Para mi la judías cocidas son bastante sositas, aunque vayan en una ensaladilla, por eso me gusta acompañarlas de alguna salsa tipo mayonesa o mejor aun de alguna vinagreta, como esta por ejemplo, que hace que el plato cambie por completo.

Anímate a preparar así la ensaladilla de judías y comprobarás que esta vinagreta  convierte  a mis “nutritivas amigas”  en un plato listo para disfrutar.

Necesitas:

 

  • ½ k. de judías
  • ½ k. de patatas
  • dos zanahorias
  • 6 huevos
  • dos tomates
  • aceite de oliva virgen extra

Para la salsa:

  • pimientos del piquillo, un trocito de cebolla, un tomate, aceite de oliva virgen, zumo de limón y sal.

Como se hace:

 

Quítale las hebras y las puntas a las judías y lávalas. Pela las patatas y córtalas en cuartos. Raspa las zanahorias y córtalas en rodajas gorditas.

Cuece las verduras con un poco de sal. Comprueba si están cocidas pinchando una patata con un cuchillo de punta fina, si se suelta es que ya están. Escurre el agua y déjalas en una fuente para que se enfríen.

Por otro lado cuece los huevos, ponlos en agua fría y cuenta diez minutos desde que empece a hervir.  Enfríalos, quítales la cascara y corta en octavos.

Corta los tomates en rodajas.

En el fondo del plato pon las judías. A continuación las patatas y zanahorias y riega con un poco de aceite de oliva. Por último adorna con el huevo,  el tomate y un poco de vinagreta de piquillos. El resto de la salsa ponla en una salsera, para que cada uno se eche lo que quiera.

Para la vinagreta, pon en el vaso de la batidora los pimientos, la cebolla y la sal y tritura. Trocea el tomate muy menudo y añade. Aliña con aceite y zumo de limón. Rectifica la sal, si crees que es necesario.

Sugerencias:

 

Algunas veces la hago así tal cual y otras tantas  le pongo también atún o bonito en aceite, que le queda fenomenal.

Cuando hagas la vinagreta pruébala, si la notas ácida añádele media cucharadita de azúcar.

Haz bastante  para poner en una salsera a parte. También puedes poner otra con mayonesa y acompañar la ensaladilla con dos salsas.

¡Espero que te guste!