Tarta de vegetales en espiral

IMG_0347 diez

Están de moda los tejidos de ante, las sandalias romanas, la decoración ecléctica, practicar aeroyoga y cocinar atractivas tartas, tanto dulces como saladas, con cualquier tipo de masa; masa de pizza, de hojaldre, quebrada, y la que se te ocurra.

No suelo seguir las tendencias pero a ésta no me he podido resistir, ¡me ha sido imposible no caer en la tentación de probar esta colorida tarta de vegetales!, ¡receta que ya ha invadido la red!

¡¿La explicación estará en que la forma de la tarta atrae como si fuera la espiral de un hipnotizador y que a fuerza de mirarla se entra en un estado de trance que hace que se pierda la voluntad e inconscientemente el hipnotizado se traslada a la cocina dispuesto a amasar y a cortar hortalizas?!

 

IMG_0349 cinco

A cualquier receta es bueno sacarle el mayor partido y hacerla lo más atractiva posible, y esta original tarta de vegetales en espiral lo ha conseguido. Ya sabemos, en general, del escaso consumo de verduras y de lo aconsejable que es introducirlas en nuestra dieta y la imaginación aquí puede jugar un papel importante. Por eso creo que lo más interesante de esta original tarta es que ha hecho que miles de personas «se hayan colocado un delantal… y hayan encendido el horno».

IMG_0382 dos

Después de haberla hecho unas cuantas veces, y de ir eliminando, poniendo y cambiando ingredientes, esta que hoy comparto es la que más me convence. Encontrarás una estupenda combinación entre la crujiente masa quebrada, la variedad de vegetales, el puntito salado del jamón serrano y la cremosidad de queso. ¡Únete a las miles de personas que ya la hemos probado!

¡Ah, casi se me olvida, está riquísima!

Necesitas: 

 

  • Una lamina de masa quebrada
  • Un puerro
  • Dos zanahorias
  • Una berenjena
  • Un calabacín
  • 200 gs. de jamón serrano
  • 200 gs. de queso en lonchas
  • 200 cl. de leche evaporada
  • Dos huevos
  • Mantequilla para engrasar el molde
  • Sal, pimienta, orégano, y nuez moscada
Como se hace:

 

Unta el molde que vayas a utilizar con mantequilla para que te sea más fácil desmoldar la tarta. Emplea un rodillo para estirar la masa quebrada (aquí la receta), si la has hecho tú, y cubre la base y los laterales. Sí la has comprado no hace falta porque ya viene estirada. Haz un borde para que quede con mejor presentación.

Pincha el fondo con un tenedor y cubre con un papel sulfurizado y unas legumbres para evitar que suba en exceso. Cuece a 180º  hasta que coja un ligero color, unos 12/15 minutos. Retira las legumbres y el papel y vuelve a meter en el horno otros 5 minutos, para que se dore también la base. No tiene que estar cocida del todo porque aun tiene que volver al horno con el relleno.

IMG_0329 ocho

Mientras corta los vegetales.

Empieza por la berenjena, no le quites la piel, ábrela por la mitad y haz láminas los más finas que puedas. Colócalas en un plato, o mejor aun, en un escurridor y sala generosamente, preferiblemente con sal gorda. Déjalas así  unos 20 minutos, verás como desprenden un liquido oscuro. Con esto se consigue que no amarguen tanto.

Mientras continúa con el puerro, desecha la primera capa y la parte verde. Haz un corte longitudinal y ve separando capas. Córtalas del mismo tamaño que las de berenjena. 

Raspa las zanahoria y corta también el láminas. Te será más fácil si te ayudas de un pelador o una mandolina.

Haz lo mismo con el calabacín, corta los extremos, pero no le quites la piel.

Corta las lonchas de jamón y queso a lo largo del mismo tamaño que las de las hortalizas.

Pon agua abundante en una olla al fuego, cuando hierva añade sal y escalda primero el puerro durante dos minutos. Retíralo con ayuda de una espumadera y vuelve a dejar que hierva para añadir el calabacín, que ya debes retirar inmediatamente. Ahora le toca a la zanahoria, escáldala durante un minuto. Deja la berenjena para el final, porque tiñe el agua y te mancharía las otras hortalizas, deja que hierva durante otro minuto y retírala.

Saca del horno la tarta, si no la habías sacado ya, y ve colocando las laminas del relleno en espiral. Ármate de paciencia, esta tarea no es complicada pero si un poco latosa. Comienza por el centro y ve poniendo laminas alrededor de forma alterna. Por ejemplo, haz un rollito con el jamón o el queso, que se doblan mejor y continua con berenjena, puerro, zanahoria y calabacín, y vuelve a empezar.

IMG_0336 trece

Repite estos pasos hasta cubrir toda la base. No los aprietes demasiado para que la mezcla de leche y huevo bañe perfectamente todos lo ingredientes del relleno.

IMG_0339 seis

Enciende el horno otra vez a 180º

Bate los huevos, añade la leche, sal, pimienta, orégano y nuez moscada e integra bien. Vierte la mezcla sobre los vegetales, ayúdate de una cuchara si quieres.

Cuece la tarta hasta que cuaje, unos 40 minutos. Compruébalo pinchándola con un tenedor o una brocheta, Si sale limpio está lista.

IMG_0381 tres

Si tienes invitados quedaras fenomenal, y si son de los que no ojean blogs de cocina ni similares (¡porque esta tarta o quiche en espiral es una plaga en las redes!)  ¡quedarán  impresionados!

 

Sugerencias:

 

El motivo de no pelar ni la berenjena ni el calabacín, como ya te habrás dado cuenta, es para conseguir los colores de la espiral.

Compra los productos de un tamaño similar, sobre todo la zanahoria y el calabacín, la berenjena al ser redondeada  es más difícil, te facilitará la labor.

Cuando cortes los vegetales en láminas calcula que el ancho sea similar al borde de la tarta para que no se queden hundidos o sobresalgan en exceso.

Al escaldar las hortalizas se cuecen ligeramente y con esto se acorta el tiempo en el  horno.

 

Anuncio publicitario

Quiche de calabacín

 

def

 

Ya sabes que me han regalado «la producción de media huerta», y que en medio venían unos enormes calabacines.

Del calabacín habría mucho que decir,  pero no me quiero extender mucho alabando sus bondades, porque tampoco soy una experta, solo resaltar que,  posee un alto valor nutritivo, es una buena fuente de vitaminas, y es alto su contenido en fibras vegetales. En cambio es bajo en calorías, en hidratos de carbono y sodio, ideal en las dietas de diabéticos e hipertensos.

Si estos no te parecen motivos suficientes para consumirlo debes saber que cuenta con infinidad de sabrosas posibilidades a la hora de cocinarlos; la conocidísima crema, la quiche, los San Jacobos, el pisto, las tempuras, y algún que otro relleno… ¡en fin, ya las iremos viendo! Pero hoy me he decidido por la quiche.

 

Necesitas:

 

  • una lámina de pasta brisa
  • 2 huevos
  • 100 de leche desnatada
  • 200 de nata baja en grasa
  • 100 queso rallado emmental, gruyere o similar
  • 450 de calabacín
  • un puerro
  • ½ cebolla pequeña
  • 100 de beicon
  • aceite, sal, pimienta y nuez moscada
Como se hace:

 

Engrasa el molde en el que vayas a hacer la quiche y coloca la lámina de pasta brisa. Recorta la masa que sobre o haz un adorno por todo el borde. Pincha ligeramente con un tenedor.

Si prefieres puedes hacer tu la masa, estará mucho más rica, aunque la comprada cumple perfectamente con su función.

916 uno

Cubre la base con papel de horno y rellénala con unas legumbres secas, para que no suba en exceso. Cuece en el horno precalentado a 190º  entre 7 y 10 minutos.

IMG_9020

Corta el beicon en trocitos y rehógalo en una cucharada de aceite. Cuando empiece a saltar en la sartén retíralo, añade un poco más de aceite y pocha la cebolla y el puerro muy picados.

Mientras trocea  el calabacín en daditos y añádelo a la sartén. Deja que se haga unos minutos junto con el puerro y la cebolla, revuelve de vez en cuando.

Bate en un cuenco los huevos con la leche, la nata, la sal, la pimienta y la nuez moscada. Incorpora también el queso rallado. Revuelve bien.  Añade las verduras y el beicon.

Retira con cuidado las legumbres de la base y vierte el contenido del cuenco. Mete en el horno y cuece a 180º hasta que se dore o al clavar una brocheta salga limpia, entre 25 y 35 minutos.

 

Sugerencias:

 

Si la acompañas de una ensalada hace un fenomenal plato principal. Sírvela caliente.

Fría o semifría es ideal para un buffet, una cena de invitados o para llevar si la invitada eres tú.

Las quiches son muy apropiadas para aprovechar restos de otro día. Y aunque no fuera así, como puedes ver resulta un plato muy económico.

 

Si el queso o la nata no te hacen demasiada gracia esta quiche no los lleva.

 

 

 

 

 

Ensalada Marinieves

 

IMG_9176 defintif

           ¿Porque  muchas veces creemos que ensalada es sinónimo de lechuga? … Y también de dieta, de comida de verano, o de guarnición, …

Hoy os presento una ensalada que no lleva ni lechuga, ni tomate, ni cebolla… ni tampoco es un acompañamiento, es un perfecto plato principal.

No soy demasiado amiga de poner muchos ingredientes en una única ensalada, particularmente prefiero pocos y bien pensados. Una ensaladera repleta de ingredientes me hace dudar de si hay una receta detrás o se ha utilizado todo lo que sobraba en la nevera (aunque a veces las ensaladas son buenas para eso). Pero esta es la excepción, en concreto lleva diez, que bien mirado son bastantes, y si tuviera que quitar alguno, no sabría cual, todos le quedan fenomenal.

Y me voy a poner ahora a añadir multitud de calificativos alabando esta estupenda ensalada porque prefiero que lo compruebes tú, ¡ y no es una sugerencia, es casi una orden!

La receta es de una prima de mi marido,(aunque le he hecho alguna pequeña variación) por eso la llamo así.

IMG_9173 uno

Necesitas:

 

  • 1 puerro 
  • 1 bote pequeño de apio  rallado envasado 
  • 1 bote mediano de piña
  • 200 g.  de jamón cocido o pavo, en tacos
  • 2 zanahoria
  • 2 manzanas
  • 1 paquete de surimi o palito de cangrejo
  • 200 g. queso
  • 4 huevos cocidos
  • mayonesa
Como se hace:

 

Prepara una mayonesa casera (¡esto ya ni se cuestiona!). Utiliza el aceite que más te guste. Como a mi me gusta con poca acidez, la hago con aceite de girasol y al final le añado un poco de aceite de oliva virgen extra, para darle ese puntito rico…  

Ralla la zanahoria y el huevo, reserva un poco de este último para adornar. Trocea la piña, la manzana, el jamón cocido, el puerro, el palito de cangrejo. El queso si quieres lo puedes comprar rallado. Ve colocando por capas los ingredientes en una ensaladera amplia siguiendo el orden que te indico en la receta. Cubre con la mayonesa y adorna con el huevo reservado. Tápala con un film y guárdala en la nevera. Ya en la mesa y delante de los comensales mézclala bien antes de servirla.

IMG_9174

Sugerencias:

 

Te preguntarás por qué ese orden y por qué por capas. Ten en cuenta que hay productos que van a soltar mucho jugo, como la piña o el apio. Si los pones por encima, pasado un tiempo estos jugos inundarán toda la ensalada y todos los ingredientes sabrán igual.

Y no la revuelvas hasta la hora de servir para evitar que por el mismo motivo se licúe la mayonesa.

Si sois pocos comensales puedes emplatar individualmente, la presentación resulta más atractiva.

La clase de la manzana y del queso la dejo a tu elección, la que más te guste, igual que las marcas de los otros productos.

Las cantidades que yo te propongo son para 4 o 6 comensales,  pero las tendrás que variar en función de la gente con la que cuentes y tus preferencias a la hora de añadir más o menos cantidad de este o aquel producto.