San Jacobos de calabacin

DPP_0018 uno

¡No se que decirte, únicamente que son tan fáciles  como ricos!.

Si no los has probado y te animas a hacerlo probablemente te pase como a mi.  Empiezas haciendo pocos, dos o tres por persona, pero a medida que vas repitiendo el plato vas aumentando la cantidad y yo últimamente tengo que hacer muchísimos ¡porque nos encantan!.

 

Necesitas:

 

  • 1 calabacín
  • pavo o jamón cocido en lochas (el necesario)
  • queso en lonchas (el necesario)
  • harina de trigo
  • dos huevos
  • harina de maíz
  • sal y pimienta
  • aceite
  • sal maldón
Como se hace:

 

Lava el calabacín pero no le quites la piel. Haz rodajas lo más finas que puedas, corta una primera y antes de llegar al fondo corta la siguiente y esta segunda córtala hasta el final. Lo corto en libritos porque me resulta más fácil para que se aguante el relleno  y también para evitar que se desmonten los san jacobos en la sartén al freírlos.

DPP_0004 dos

Rellena cada librito  con el pavo y el queso. Intenta que el relleno no sobresalga del calabacín.

DPP_0012 4

 

Este rebozado es el clásico pero en vez de pan rallado utilizo harina de maíz porque en esta receta me gusta más, ¡bastante más!

Bate los huevos y añádeles un poco de sal. Preparara dos recipientes con las dos harinas. Y una sartén con abundante aceite

Pasa cada librito de calabacín primero por la harina de trigo, después por el huevo y por último por la harina de maíz. Ve rebozando y friendo.

Es importante la temperatura del aceite, muy alto no lo pongas porque se tostarán en exceso y quedarán medio crudos y bajo tampoco porque se llenarán de grasa. Yo voy alternando entre el 6 y el 7 , teniendo en cuenta que el máximo de mi cocina es el 10.

Lo ideal es que te queden doraditos y crujientes.

Pon un poco de sal maldón en cada san jacobo.

Acompáñalos de una ensalada.

Sugerencias:

 

Si no te gusta la harina de maíz utiliza una de trigo o de arroz. Y si te gustan muy crujientes rebózalos en unos kikos o maíces machacados.

Acuérdate de  ponerlos en un papel absorbente cuando los saques de la sertén para quitarle todo el exceso de aceite.

Sírvelos calientes. La mayonesa le queda fenomenal.

 

Anuncio publicitario

Bica gallega

uno 1

La bica es un bizcocho de origen gallego, concretamente de la provincia de Ourense.

Tiene un sabor muy peculiar. Una textura abizcochada, suave, ligera y esponjosa, «con cierta tendencia a desmigarse». Y una corteza superior crujiente, que le da ese aspecto tan característico.

Originariamente para su elaboración se empleaba manteca de vaca, pero ahora no es fácil conseguirla y además es un producto con el que estamos poco familiarizados…, pero se puede sustituir por mantequilla.

En la mayoría de las recetas de la bica gallega se combinan mantequilla y nata a partes iguales, o se hacen a partir de una masa de pan, que es la más tradicional ( y ¡también la más engorrosa!).  Pero esta receta, que es de mi madre, ¡la hace desde … ni sé…!  y¡está muy rica, te va a encantar!, es un poco diferente. He estado echando un vistazo por «esos mundos de la blogosfrera», y me he animado a publicarla por eso, porque es diferente.

 Con la bicas  comercializadas pasa como con las empanadas, las hay buenas, que son las menos,  y las hay que… ¡que dan vergüenza, directamente!. Por e so te animo a que las hagas tu.

¡Espero que la disfrutes  tanto como nosotros!

Necesitas:

 

  • 300 gs de azúcar
  • 300 gs de mantequilla
  • 300 gs de harina
  • un sobre de levadura en polvo
  • 4 huevos
  • 30 ml de coñac
  • Azúcar para espolvorear

 

Como se hace:

 

Precalienta el horno a 200º.

Forra el molde con papel de horno.

Bate la mantequilla, que debe estar a punto pomada, con el azúcar. Añade los huevos y el coñac. Mezcla todo muy bien. Quedará como una masa espesa.  

Tamiza la harina con la levadura e incorpóralas a la mezcla. Bate todo a velocidad baja o a mano.

Coloca la masa en el molde. Da unos golpecitos para igualar la superficie y espolvorea azúcar generosamente. Yo no la igualo totalmente porque me gusta que tenga una apariencia un tanto rústica.

IMG_9354 seis

Baja el horno a 180º y cuece la bica unos 45 minutos. Comprueba con un palillo y no la retires del horno hasta que salga seco.

Deja que  enfríe unos 10 minutos  antes de desmoldar.

IMG_9390 siete

Sugerencias:

 

Como no hay que batir demasiado, puedes hacerlo a mano o utilizar una batidora.

El coñac le queda muy bien, pero si prefieres puedes sustituirlo por leche.

Destaco lo del azúcar del último paso porque no es la primera vez que me olvido de ponerla.

Está buenísima al día siguiente. ¡prueba en el desayuno!.

Otra idea es colocar la masa en capsulas de papel y hacer magdalenas, el resultado es igual de bueno.