patatas-salteadas-15

Patatas salteadas en mantequilla

 

patatas-salteadas-14-1

             Esta es una sugerencia buenísima —o eso creo yo— para los más patateros. Para los que la patata está siempre presente en su dieta, utilizándola indistintamente como guarnición, como entrante o como plato principal, y que de entre todas la formas posibles de prepararlas suelen escoger las fritas.

¡Unas mini-patatas salteadas — escapando un poco de tanta fritangada— es mi propuesta!

Y te propongo además dos modalidades, una clásica y otra más cañera, acordándome de los amantes del picante. Estoy segura de que cualquiera de las dos te va a encantar porque, aparte de muy monas, están buenísimas y no son nada complicadas,  ni siquiera para los que ” no habéis sido provistos de gracia en el manejo de las artes culinarias” ¡y no miro a nadie!.

Necesitas:

 

Versión clásica

  • 4 o 5 patatas
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 2 cucharadas de mantequilla
  • Sal
  • Perejil
  • Pimienta

Versión picante

  • 4 o 5 patatas
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 2 cucharadas de mantequilla
  • Sal
  • Cilantro
  • Pimienta
  • 1 limón
  • 1 chile

 

Como se hace:

 

Escoge unas patatas grandecitas y después de pelarlas y lavarlas, con la ayuda de una cuchara parisina o sacabolas , ve haciendo bolas lo más regulares posible.

patatas-salteadas-01-1

Pon las bolitas de patata en una olla con abundante agua fría. Cuando comience a hervir añade sal y reduce. Cuece durante 15 minutos, de todas formas pruébalas a los 10, porque no todas las patatas son igual de duras. Cuando claves con facilidad una puntilla —me refiero a un cuchillo, no al encaje de Camariñas— o una aguja,  retíralas del agua inmediatamente.

En una sartén amplia pon las dos cucharadas de aceite de oliva y las otras dos de mantequilla, espera a que ésta se derrita e incorpora  las patatas escurridas. Intenta no removerlas demasiado para que no se rompan. Deja que se hagan a fuego medio y vigílalas para que no se quemen. Cuando veas que se va formando una capita crujiente alrededor de cada bolita, apaga el fuego y colócalas en una fuente. Sala y espolvorea las patatas con perejil picado.

Esta es la forma clásica pero prueba a hacerlas más cañeras; pica fino un chile, ralla la piel de un limón y añádelos a la sartén mientras rehogas las patatas. Cuando las saques esparce un poco de cilantro por encima y … listo.

¡Espero que te gusten!

 

patatas-salteadas-16-1

Sugerencias:

 

Con el resto de la patata que no hayas utilizado en la receta puedes hacer mil cosas — tirarlas sería la mil una y esa no cuenta—. Lo más fácil es aprovecharlas en algún puré de verduras o para hacer una tortilla de patatas. Guárdalas en la nevera cubiertas de agua. Aguantan perfectamente un par de días.

En vez de cocer las bolitas de patatas en una olla prueba a hacerlo en el microondas. Mételas en un pírex con tapa o un recipiente tapado con film (apto para mico) durante 6/8 minutos a potencia máxima. Después añádelas a la sartén con el aceite y la mantequilla y continúa con la receta.

Estas patatas son una excelente guarnicion de cualquier plato de pescado o carne. Son muy fáciles de hacer y como ya te dije una alternativa estupenda de las típicas patatas fritas.

¡Ana creo que hasta tu podrías hacerlas con éxito!.

Anuncios

Un comentario en “Patatas salteadas en mantequilla

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.